El 25 de octubre 2018 las comunidades de San Pablo presentaron un amparo contra la instalación de la hidroeléctrica Hidro Salá S.A. El 5 de diciembre 2018 la Corte Suprema de Justicia (CSJ) decretó el amparo provisional y en suspenso el uso de los bienes de dominio público para la instalación de la hidroeléctrica.

Que la CSJ nos ha dado el amparo significa que nos dan la razón como pueblos.

Fundamentos del amparo

Las comunidades de San Pablo presentaron el amparo con el apoyo de la Asociación de Abogados y Notarios Mayas de Guatemala (Nim Ajpu). El amparo fue fundamentado en base de la constitución, que otorga derechos a los pueblos indígenas, como la consulta previa, el derecho a un ambiente sano y derecho a la vida. La CSJ dio razón al amparo y suspendió provisionalmente 5 acuerdos ministeriales por violentar los derechos de los pueblos indígenas.

Respuesta a la criminalización

En una conferencia de prensa una autoridad comunitaria manifestó los problemas que causó la hidroeléctrica en las comunidades. ¨Hemos sido criminalizados por la empresa por levantar la voz contra la construcción de la hidroeléctrica. Doce personas fueron presas y otras personas más tienen órdenes de captura. Fueron tratados como delincuentes de alto impacto. Hemos buscado una lucha jurídica para defender nuestros derechos.¨

Falta la decisión definitiva

¨Que la CSJ nos ha dado el amparo significa que nos dan la razón como pueblos.¨, explicó el director de Nim Ajpu.  Todavía no es un amparo definitivo, ya que los terceros con interés, como la empresa y el Ministerio de Energía y Minas, pueden apelar la decisión de la CSJ.