POR QUE NO NOS QUITARAN EL PRIMERO DE MAYO

En el marco del primero de mayo, fecha conmemorativa y de referencia para la clase trabajadora, expresamos:

  • Que actualmente solo entre el 1 y 2% de la Población Económicamente Activa (PAE), tienen condiciones dignas de trabajo: salario, prestaciones, buen clima laboral, etc.
  • Que el  69.7% de la PEA, tiene un puesto de trabajo en el sector informal o por cuenta propia. Se encuentran sin ninguna garantía de Derechos Laborales, y en plena desprotección social de parte del Estado. En muchos casos siendo reprimidos y perseguidos por Gobiernos locales.
  • La población sub ocupada supera las 700 mil personas, la mayoría jóvenes en situación de empleo precario.
  • El 20% de la población gana un promedio de Q340 mensuales. Es decir, salarios que mantienen las condiciones de extrema pobreza y la desnutrición infantil crónica.
  • El 56% de los niños que realizan una actividad económica son indígenas. Lo que muestra la vulnerabilidad y explotación de la población infantil y juvenil.

Ante esta realidad, el gobierno actual está impulsando una agenda con una característica central la alianza militar empresarial para profundizar su estrategia de acumulación y consumo y una lucha por mantener los niveles de impunidad históricos en Guatemala. Impunidad que ha golpeado a liderazgos y militancia del movimiento de trabajadores.

Esto es visible con la medida que se impulsa con el Decreto 19-2018, que busca eliminar la movilización del movimiento social y popular en fechas de referencia de lucha defensa de derechos sociales.

Ante ello demandamos:

  • Políticas concretas de generación de empleo para jóvenes y acceso a primer empleo, con condiciones de ley. Más allá de las actuales propuestas de becas que no llegan a la mayoría de la población.
  • Cumplimiento de las condiciones laborales, nacionales e internacionales, a partir del trabajo y funciones que le competen al ministerio de trabajo, juzgados laborales e instancias legales y estatales que corresponden.
  • Esclarecer el asesinato de activistas, dirigentes y militantes del movimiento de trabajadores, sindical y campesino. Esto en un contexto de año electoral que ya muestra signos de violencia.
  • Exigimos el seguimiento y ratificación de los Convenios 102 y 189 de OIT, que son normas mínimas de protección social para todos y todas; la aprobación de la Ley de la Juventudes 5208, impulsada desde el Frente Nacional de la Juventud y la Ley de Desarrollo Rural Integral.
  • Rechazamos una campaña electoral que mantiene las mismas relaciones históricas entre partidos de Derecha y financiamiento electoral ilícito, proveniente de crimen organizado y un sector empresarial, que desde la historia,  mueve sus influenciasen el que hacer del Estado.
  • Hacemos un llamado a la población a tener un voto crítico y alejado de los partidos tradicionales que no representan a la mayoría de la población.

POR LA UNIDAD DE LAS Y LOS TRABAJADORES Y EL MOVIMIENTO SOCIAL POPULAR POR PROTECCION SOCIAL PARA TODOS Y TODAS