Un movimiento sin educación, formación y corazón no se mueve

Los raíces de la escuela

El Movimiento de Trabajadores Campesinos nace desde, con y para la población campesina indígena y mestiza para abordar la problemática de está población. Esta problemática está derivada en el sometimiento y confrontación entre poblaciones –altiplano y boca costa de San Marcos- que ha implicado el sistema finca por generaciones. 

Aprendimos como defender nuestros derechos.
Gracias a las formaciones he podido apoyar a mujeres y jóvenes que enfrentaban violencia intrafamiliar. También gracias a las formaciones ahora trabajo como facilitador judicial en mi comunidad. – Don Oligario de Sipacapa –

Objetivo de la escuela

Formar sujetos con conciencia social, política y humana con perspectiva de equidad de género e interculturalidad, para que pueden convertirse en actores de cambio de la realidad injusta: socio económica, política, cultural y ambiental en la que vive la gran mayoría de familias campesinas e indígenas.

Las formaciones en crecimiento personal me han ayudado mucho a mejorar mi carácter, a mi familia y para poder apoyar a la comunidad y el municipio. Antes no me atrevía, pero ahora soy promotora de desarrollo por parte de Helvetas. También estoy concientizando a otras mujeres sobre sus derechos y problemas intrafamiliares. – Edelmira de Tejutla.-

¿Cómo formamos a Il´bé (guías de camino)?

  • Generar oportunidades de formación e profesionalización para asumir con claridad, decisión y capacidad  en espacios políticos y técnicos en el Movimiento.
  • Fomentar liderazgos que permiten avanzar en el seguimiento y fortalecimiento  de sus organizaciones.
  • Aportar en los cambios de actitud y convivencia interno de la familia, la comunidad y las organizaciones.
  • Crecimiento personal y humano, formación de liderazgos políticos, acceso a educación formal y profesional.
  • Fomentar y despertar la arte, creatividad, creación, iniciativa y el espíritu de solidaridad.
  • Generar intercambio entre cultural.

En la Escuela de Formación aprendí mucho. Sobre todo me quitó el miedo de hablar y aprendí como defender nuestros derechos. Me dio la confianza de asumir responsabilidades en mi asociación y en el Movimiento y representar el Movimiento en espacios a nivel departamental y nacional. Gracias a estas experiencias también conseguí un trabajo. – Flor de San José el Rodeo

Principios de la Escuela

  • Interculturalidad
  • Ser incluyente
  • Equidad de género
  • Dialogo intergeneracional
  • Construcción de familia, comunidad y pueblo
  • Armonia
  • Intergeneracional, intercultural, espiritual étnica
  • Sostenibilidad humana política y económica solidaria y creativa