“EL ESPÍRITU DEL SEÑOR ESTA SOBRE MÍ, PORQUE ME HA UNGIDO PARA ANUNCIAR EL EVANGELIO A LOS POBRES.
ME HA ENVIADO] PARA PROCLAMAR LIBERTAD A LOS CAUTIVOS, Y LA RECUPERACIÓN DE LA VISTA A LOS CIEGOS;
PARA PONER EN LIBERTAD A LOS OPRIMIDOS; PARA PROCLAMAR EL AÑO FAVORABLE DEL SEÑOR.”
(San Lucas 4,18).

Monseñor Álvaro Leonel Ramazzini Imeri:

Estimado Monseñor.  Como MTC, nos unimos a la alegría y congratulaciones que como familias, comunidades y pueblos de Guatemala, estamos expresando al Papa Francisco y a usted por su elección como miembro del Colegio de Cardenales de la Iglesia Católica.

Agradecemos al Papa Francisco, porque en su elección representa para todos un signo De esperanza y renovación: en nosotros la confianza y alegría de una Iglesia que camina con su pueblo. Y en Usted,como lo ha expresado tras su nombramiento, le reafirma en su compromiso por continuar acercando los postulados del Evangelio que han guiado su ministerio a hombres y mujeres: campesinos, trabajadores, migrantes y comunidades indígenas.Postulados a los que el Papa Francisco ha puesto nombre y prioridad: Tierra, Trabajo y Techo; sumándole el cuidado de la Madre Tierra, nuestra casa grande, la casa de todos (Laudato Si), en una realidad de crisis universal  humanitaria y ecológica.

Sin duda la fuerza y guía del Espíritu Santo ha iluminado al Papa Francisco, para que con una lectura objetiva de la realidad de Guatemala y nuestro continente latinoamericano lo haya nombrado a usted Cardenal.  Necesitaremos como tal su palabra profética y su acompañamiento a nuestro caminar para constituirnos como un solo Pueblo armonizando la pluri-culturalidad, los territorios, la equidad y la justicia social.  Como Pueblo y País Soñamos y seguimos comprometidos en la constitución de un Estado libre de la cooptación de parte de los Cuerpos Ilegales y Aparatos Clandestinos de Seguridad (CIACS) y de aquellos sectores de poder económico y político que se benefician de estos para mantener sus intereses, a costa de sumir a la pobreza extrema a la mayoría de guatemaltecos/as y criminalizar la legitima defensa de sus bienes y sus derechos constituidos. .

Finalmente juntamos y elevamos con las Comunidades de San Marcos, nuestros cantos, oraciones y plegarias al Dios de la Vida, a María en sus múltiples advocaciones y a nuestros Abuelos y Abuelas: Creadores y Formadores; para que lo bendigan, protejan y fortalezcan en este nuevo ministerio para que sepa armonizar una nueva función en el Colegio de Cardenales, con la labor profética que le ha caracterizado en estos años de suministerio como obispo de San Marcos y Huehuetenango.

San Marcos, 05 de Septiembre de 2019.