Protección social: un instrumento para reducir las desigualdades

La Red Continental de América Latina y del Caribe -WSM- participó en la Semana Mundial de la Protección social, organizado por la Organización Internacional de Trabajo (OIT) del 25 al 28 de noviembre 2019 en Ginebra, Suiza. Debatieron y reflexionaron sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, especialmente sobre el objetivo 1.3 sobre el derecho a la protección social. 

Oportunidades y desafios

La Semana fue de gran interés, porque se pudo aprender de organizaciones, comprender oportunidades y desafíos a nivel mundial, compartiendo experiencias con actores políticos continentales e internacionales. Se analizó y profundizó los pisos de protección social a través de debates entre personalidades del Estado, empresarios, sindicatos y la sociedad civil de todo el mundo.

Una inversión, no un gasto

Una de las conclusiones fue que la protección social debe ser considerado como una inversión y no un gasto. Es un instrumento para reducir las desigualdades y es una forma para cambiar la vida de las personas. La protección social es el mejor amigo de los niños, niñas, mujeres y adultos y el  derecho a la protección social debe ser universal, exhaustivo, sistemático, sostenible, compartiendo los riesgos y sobre todo solidario. 

Red Internacional por el Derecho a la Protección Social

Por último se conformó y ratificó la Red Internacional por el Derecho a la Protección Social por más 50 organizaciones socias de We Social Movement -WSM- Bélgica provenientes del Continente África, América, Asia y Europa. Su objetivo es realizar trabajo de incidencia integral para el futuro, hacia varios dirigentes políticos y empresarios de todo el mundo, sobre el derecho a la protección social.