1 de mayo trabajadores: una mesa y una casa comunes en la justicia y la solidaridad

El 1 de Mayo o Día Internacional de los Trabajadores, como Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos conmemoramos:

La gesta liberadora de los obreros  mártires de Chicago, EEUU, 1884.  Quienes con sus jornadas de protesta, paros y boicots, del 1º al 4 de mayo de 1884, reivindicaron una jornada laboral de 8 horas diarias: “ocho horas para el trabajo, ocho horas para la casa y ocho horas para el sueño” – Federación Americana del Trabajo.

Nuestro compromiso como movimiento obrero cristiano, articulado a las luchas de todos los obreros y trabajadores del campo y la ciudad; en la consecución de una Vida Digna  expresada en: jornadas de trabajo decente,  salarios justos y condiciones humanas en el ambiente de trabajo.  

Como MMTC Vemos, analizamos y actuamos, desde nuestras múltiples miradas, saberes, experiencias y compromisos; inmersos en una realidad marcada por dos modelos de vida que se contraponen:  

1- LA ECONOMÍA CAPITALISTA MUNDIAL –   Renovando sus estrategias de dominación y sometimiento  se nos impone cada vez más de manera brutal y salvaje.  Sus características más visibles: nuevo orden geopolitico mundial con dominio del capital financiero y Empresas Transnacionales, endeudando,  despojando y explotando, los bienes naturales y culturales de nuestros pueblos; aumento de las migraciones forzadas del sur al norte; implementación de políticas y estrategias de exclusión, marginación, criminalización y muerte; la guerra bio-tecnológica como última expresión de poder: control, dominio y sometimiento de las naciones.

Resultados: más del 75% de la población mundial en pobreza extrema, sobre explotación y destrucción de la Casa Común y un éxodo migratorio creciente hacia la muerte. Todo un arrebato grotesco de la Dignidad de las personas creadas a imagen del Dios de la Vida.

2- LA PROTECCIÓN, SEGURIDAD Y LA ECONOMÍA SOCIAL Y SOLIDARIA – Manifiesta en múltiples miradas y caminos, avanzamos lentamente hacia un modelo alternativo de vida.  Con un enfoque agroecológico sustentable, en equilibrio y armonía con la Madre naturaleza promovemos: diversas estrategias familiares y comunitarias de producción agrícola, pecuaria, pequeña industria, cooperativismo,  mutuales de servicios  y  la comercialización colectiva de los excedentes a través de los múltiples mercados solidarios.

La conquista de iniciativas de Protección, Seguridad Economías Social, ante el capital, nos ha representado largas jornadas de luchas jurídicas y políticas. Para ello ha sido vital la articulación con diversos movimientos sociales  de Mujeres, trabajadores/as domésticas, trabajadores de economía informal, emigrantes, trabajadoras sexuales, campesinos/as, Comunidades y Pueblos originarios – Indígenas.

Con el oportuno y solidario acompañamiento de la comunidad internacional y la observancia de diversos organismos políticos y jurídicos internacionales (OIT, ONU, OIM, Cortes de Justicia, etc.), cada una desde su propia naturaleza y propósitos, hemos establecido mecanismos de Observancia con Agenda permanente sobre el cumplimiento de los Derechos Humanos y colectivos, establecidos y ratificados por nuestros Estados mediante Declaraciones, Tratados, Convenios, Acuerdos y Pactos.

Resultados: La Defensa y Promoción de la Vida, nuestros territorios y nuestra Madre Tierra, fundamentados desde nuestras raíces culturales. Desde esta experiencia sectorial, familiar y comunitaria renovamos principios y valores que fundamentan una nueva espiritualidad de la VIDA: Trabajo, Tierra y Techo.  Caminamos con la conciencia y la certeza que otro mundo es posible, fundamentado en el SER – humano y la Madre Naturaleza por encima del capital y el mercado.

Desde este caminar de sueños y esperanzas, MMTC: como familia y comunidad internacional  reafirmamos  nuestro compromiso asumido en el Seminario y Asamblea General de Ávila, España 2017: contribuir desde lo local, nacional y continental a Dignificar la Vida de la Clase trabajadora y a la construcción de una mesa y una Casa común, en justicia y solidaridad. 

Mensaje escrito por el MTC Guatemala

MOVIMIENTO MUNDIAL DE TRABAJADORES CRISTIANOS