Compartimos el mensaje del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos en conmemoración del Día Mundial de Trabajo Decente. Nos invita a reflexionar y luchar colectivamente para cambiar nuestro modelo de desarrollo y nuestra relación con la Madre Tierra y nos hace el llamado de actuar a nuestro propio nivel (en nuestro barrio, empresas, a nivel sindical y político) para reinventar un modelo de vida más humana y más justo.

Algunos puntos de referencia para el trabajo decente y una vida digna:

  • El tiempo de trabajo debe ser limitado y respetar la legislación del país.
  • Las madres y los padres deben ser capaces de conciliar el trabajo y el cuidado de sus hijos.
  • Tienen tiempo fuera del trabajo para vivir con sus familias.
  • Lucha contra todas las formas de acoso a los trabajadores.
  • A través de la libertad de asociación, participar en mejores relaciones obrero-patronales.
  • Aprobar leyes laborales para el bien común.
  • Participar colectiva e individualmente en una sociedad de consumo responsable, ética, ecológica y solidaria.
  • Luchar por que más mujeres ocupen puestos de responsabilidad en las empresas y en los gobiernos de los países.
  • Para construir juntos un mundo compasivo y humano a nuestro alrededor.
  • Exija una educación de calidad que sea gratuita y respetuosa de los demás.

«Salgamos de nuestra casa, de nuestro egoísmo y miedo. Transformemos este mundo que tanto amamos en un mejor lugar para vivir. Trabajemos juntos por un mundo mejor. La elección es nuestra.»

MMTC

Leer aquí el mensaje completo del MMTC, redactado por la secretaría del MMTC y la Ligue Ouvrière d’Action Catholique de l’Ile Maurice.

También le recomendamos leer la oración, escrito por Padre Bernard Robert, consiliario Internacional, para la «JORNADA MUNDIAL DEL TRABAJO DIGNO – 7 DE OCTUBRE DE 2020